Páginas

miércoles, 15 de diciembre de 2010

Lo he probado... borrador mágico

¡Buenos días!

Vale, lo confieso: tengo un puntito 'marujón' muy acentuado. Pero no es que lo haya desarrollado ahora, no. Desde que era pequeña me han interesado cosas tan poco normales como por ejemplo 'cómo sacar las manchas de óxido', 'cómo hacer un bizcocho del pan seco del día anterior' o incluso 'remedios caseros para el catarro'.

Estos 'intereses' tan peculiares (que me valieron algún que otro apodo entre los amigos y compañeros de piso en la universidad...), son los que me hacen adoptar comportamientos extraños en situaciones de lo más comunes. Por ejemplo: me encanta hacer la compra.
Pero no es que me guste y ya está, no.
Me gusta analizar los productos de los diferentes supermercados, disfruto comparando precios -y calidades- entre unos y otros, me recreo estudiando productos 'milagrosos' o de nueva factura...
Por eso, cuando voy al súper (¡o súpers!) voy sin reloj y con tiempo por delante para poder valorar con todo detalle cada producto que me llame la atención (lo sé, lo mío es de lo más grave).

Así que hoy he pensado tratar un tema de lo más importante, porque estos días navideños en los que se llena la casa de gente hay que estar preparados ante situaciones críticas como que tu sobrino te haga dibujos en la pared o que esa salsa de frambuesa que has preparado para el 'roastbeef' se le caiga a tu cuñada convirtiendo tu virginal pared blanca en una película al más puro estilo 'gore'.


Hace ya un tiempo vi en Mercadona un producto que o bien era nuevo o bien me había pasado por alto (cosa rara... ¿me estaré haciendo mayor?): un borrador mágico.


Y pensé: 'esto no puede ir tan bien como lo pintan...' y no lo compré.
Pero cada vez que iba a hacer la compra me acercaba a la sección de limpieza irremediablemente atraída por la llamada de sirena del borrador.
Un día no lo pude soportar más y lo compré. Recuerdo haber llegado a casa con la sensación de haber comprado algo prohibido o incluso ilegal (¿una esponja que prometía sacar TODAS las manchas hasta ahora imborrables? Ilegal, seguro).

Hasta que lo probé y... mi vida cambió por completo, porque finalmente alguien ha inventado algo que SI ELIMINA TODAS LAS MANCHAS IMBORRABLES de paredes, sillas, puertas, mesas... ¡de todas partes! (al menos de todas en las que lo he probado yo).
Es tan genial que le regalé un par a mi madre; al principio me puso cara de 'qué me estas regalando, hay que ver que poco 'glamour'' pero ahora...

Y es que si no lo habéis probado: ¡ID A COMPRARLO! Y si lo habéis probado ya...


¿Os ha entusiasmado tanto como a mí?
¿Tenéis algún otro producto fetiche en vuestras filas?


Besos,
Ingrid

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Y tú, ¿cómo lo ves ;)?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...