Páginas

martes, 28 de mayo de 2013

París, mon amour...


Muy buenas tardes:
 
Está claro que no lo consigo. Lo intento, estoy en ello... pero no logro ponerle orden a mi vida.
Cómo explicaros... digamos que me he metido en un bucle infinito de ejercicios de Bricomanía.
Bueno, para ser exactos debería decir Bricomanía y Masterchef, al 50% (que no ‘diy’ y recetas; pero no quiero aburriros con los detalles). Una locura sin control.

A ver si espabilo y me pongo las pilas de una vez, que llevo un año que no os podéis ni imaginar.
En fin, ¿dónde nos habíamos quedado?
 
Ah, sí; os contaba que nos fuimos a París con maman =)
 

Una escapada relámpago de chicas a la ciudad de la luz. Fuimos en ave (qué cómodo, oiga; cualquiera pierde el tiempo en desplazamientos al centro de la ciudad y discutiendo con azafatas de Ryanair..., ¿el viaje? Pues tardamos 5 horas y media en llegar a la Gare de Lyon y como los croque-monsieur del vagón bar –sería cruel llamarlo vagón restaurante...- no están nada mal y los kit-kat son kit-kat en Barcelona y también en Montpellier, pues a una el viaje se le hace corto... ¿el precio del billete? Pues sorprendentemente más barato que el viaje Barcelona-Madrid en ave... sí, sí; lo que yo le diga... ;), dormimos en un hotel correcto (ni ohhhh, ni agggg; en el centro, bien comunicado y con un camembert, una bollería de mantequilla y un barralibrehastaquetehartes de zumo natural en el desayuno por el que yo casi les hubiera cantado la Marsellesa) y nos dedicamos a vivir en profundidad la experiencia de ser turistas –una vez más- en París.
 
 
Saludar de nuevo a la Tour Eiffel, Notre Dame, la ópera, el Louvre,  los Champs Élysées y el Sacré Coeur.
Comer crêpes de Nutella, tartaletas de fresa y macarons como si no existieran ni el mañana ni la báscula.
Confirmar que una gabardina, unas wayfarer y unas deportivas no sólo son básicos indispensables sino que además camuflan a la perfección el look de ‘guiriconmaletapequeña’.
Quedarnos con un palmo de narices porque el mercado de las pulgas sólo abre sábados, domingos y lunes de 10 a 18.
 
 
Reírnos sin poder parar media hora delante de un –afortunadamente paciente- taxista porque teníamos que decirle que nos llevara a un restaurante llamado ‘Pied de cochon’ (del que tomé buena nota mental para que –ni por error- tenga que volver en la vida).
Pasarnos más de una hora apoyadas en un árbol delante del hotel 'Four Seasons', en la avenida George V, mirando embelesadas aquel poderío de coches, botones, propinas y sujetos con cara de tener cuentas en todos los paraísos fiscales conocidos del mundo actual.
Quedarnos con las ganas de pasear por la Rue Royale porque ‘se hace tarde y tenemos que coger el tren’.
 
 
Constatar que a los franceses les  va igual de mal que a los españoles pero lo disimulan peor (qué de caras largas y pocas risas pordiossss... flota en el aire una sensación general de pesar, como de desgracia tipo ‘mi equipo ha perdido la liga, no quedan colas en la nevera y los tejanos me están demasiado estrechos’...)

En fin, todas esas cosas que suelen hacerse en París =)

 
Y volvimos al chacachá del tren y a los croque-monsieurs del vagón bar.
Cuando un@ viaja en un tren tiene pocas posibilidades de evitar mirar a sus compañer@s de viaje. 

Si además esos compañer@s están sentados en asientos opuestos a los de una, dejar de mirarlos se convierte en una tarea ciertamente ardua.
Pero si -
para más inri- esos compañer@s situados prácticamente delante son una madre que no deja de discutir con sus dos hijas adolescentes...
 
Lo raro es poder llegar a ignorarlas.


Juro que lo intenté: leí una buena cantidad de páginas del libro que llevaba. Leí varias decenas de páginas más de otro libro desde el iPhone. Comentamos el viaje con maman.
Me dormí con la esperanza de que al despertar hubiera terminado aquella insoportable bronca entre la madre (cuarentona mona que lleva mal el hacerse mayor) y su hija (quinceañera, pasota y mona también para la que el iphone es dios y whatsapp la más sagrada de las Biblias...):

‘Ehhhh?????!!! Mais qu’est ce que tu dis...?? Quoi...?? Ah mais non. Non.Non!! Je suis ta mère... Et c’est suffit maintenant...!! Et ton père?? Ah, je vais parler avec papa... ah mais oui....’

Pero al despertar la cosa seguía igual; así que decidí abstraerme y dedicarme a pensar cuál de los macarons de Ladurée me iba a comer primero... ‘¿limón o caramelo? No, mejor cassis... o empiezo con el de Marie-Antoinette?’.
 

Los gritos me hacen volver a la realidad, me doy cuenta de que la mamá mona y cuarentona me está mirando con cierto aire amenazador mientras me dirige airadas palabras tipo:
 
‘blablabla ça c’est une discussion familier et personnel, mademoiselle... blablabla allons enfants de la patrie, liberté, egalité et fraternité blablabla’
 
...evidentemente dichas con todo el peso de su desquicio.
Se me pone cara de ‘pardon, comment?’ y para asegurarme de que estoy comprendiendo bien la situación, voy y se lo digo a maman.
 

De repente todo empieza a ir muy rápido: la desquiciada nos dice ‘también entiendo español’ con la furia amenazando con salir de su cuerpo y coger vida propia.

El señor de delante le dice que haga el favor de tranquilizarse, que lleva todo el viaje dando el espectáculo. Ella suelta sapos, culebras y espumarajos.
El amable matrimonio de abuelitos de detrás la miran con cara de terapeutas americanos acostumbrados a negociar con terroristas mientras le hacen gestos para intentar aplacar la fiera diciéndole  ‘doucement, madame; doucement’.
Pero ahí sigue el fenómeno poltegeist desbocado y sin control.
 

En ese momento se hace el silencio y todo se para a mi alrededor. Y de repente viene a mí el poder de los afligidos, la serenidad de los justos, la fuerza de los maltratados por el gobierno, los bancos, la administración (estatal, autonómica y local) y los operadores telefónicos con los que todos -alguna vez- hemos tenido que lidiar.
Y le digo:

-Me alegra que entienda usted español, señora... porque entonces comprenderá cuando le diga que miraré A CADA MOMENTO DONDE ME PAREZCA OPORTUNO.

(Zas. Brillo de peligro en los ojos. Cara de ‘no me busques que me vas a encontrar...que no sé en Francia pero la burocracia en España nos ha enseñado todo tipo de piruetas marciales y además yo de pequeña hice algo de judo...’ XD)
 

Y se hizo la paz en el vagón. También en mi interior. Hasta se creó una discreta camaradería entre los que habíamos tenido que luchar contra la bestia.

Y entonces comprendí que por mucho que nos aflijan, por mucho que nos atormenten y por muchas cláusulas abusivas que contengan las hipotecas o los contratos...

Siempre llega el día en el que la bestia es derrotada =)

Se bajó una parada antes. Me miró enfurecida. Le leí un ‘volveré, aunque sea de otra forma’ en la mente. Yo no pude evitar un ‘à la prochaine, madame’. Y aunque la parte más ‘zen’ de maman me recriminara el vacile, yo no dejo de pensar que en realidad...

Non, je ne regrette rien ;)
 
 
 
Y hasta aquí la escapada parisina. Ahora contadme:

¿Qué puesto ocupa París en vuestra lista de escapadas europeas ?
Con qué os quedáis : ¿crêpes de Nutella, macarons o tartaletas de fresa (yo con todo... y así me van ahora los tejanos ;)?
¿Habéis ganado alguna batalla a 'la bestia' últimamente?
¿Alguien tiene idea de cómo salir de un maldito bucle temporal y no morir en el intento =S?
 
 
Besos,
Ingrid
 
*Imágenes ‘more than Chic’ & We heart it.

30 comentarios:

  1. Jjajajajjajajajajajajajjjjajjaja
    Je ne regrette rien...
    Pues querida Paris es para vivirla sin mirar a nadie,porq si no,parece q estés en un parque temático...
    Incluso con fieras como la del tren.
    Lo mejor es abstraerse y ponerse morado de pastelitos...
    Mmmmmmmmmm oh la la le gateaux au chocolat...
    Jajajajaajjajjajjaj
    Me he reído mucho judoka!
    Smuackkkkkkkkkk

    ResponderEliminar
  2. pues que envidia chica, me encanta Paris. Bss

    ResponderEliminar
  3. Pero que loca! Pero tu le habías dicho algo? O esq estaba estresada y le dió x ahí...en fin! Siempre nos quedará París....

    ResponderEliminar
  4. Tengo unas ganas locas de ir a París, y tu fantástico post me las ha acelerado :) Me apunto lo de ir en Ave porque mi compañero no es nada fan de los aviones.

    Respecto a la bestia... me sorprende la gente que va por la vida queriendo comerse a todos. Está bien que de vez en cuando alguien le pare el carro, como decimos por aquí.

    ResponderEliminar
  5. París es uno de mis sitios recurrentes, no hay chollo ni excusa que se me resista para volver.
    Y menuda fiera la del tren, no? aunque París quizá lo valga... no sé...

    ResponderEliminar
  6. Ojalá Paris fuera una "escapada" para mí y no me quedara Atlantico de por medio! Es de mis ciudades favoritas, asi que segura estaria primera en la lista! que lindas fotos!! y que bien le contestaste a "madame"... a mi me tocaron un par de "bestias" en el ultimo vuelo que tomé, MIAMI/BUENOS AIRES... esos típicos compatriotas que te dan verguenza... un horror! te lo resumo diciendo que las azafatas amenazaron con bajarlos del avión, todo por pelearse donde metian sus compras en los compartimentos... y al llegar a Buenos Aires... otra escenita en la cola de Aduana... HORROR!!!

    ResponderEliminar
  7. Ja, ja, ja, menudo viajecito. Pues como sabes fui a París de viaje de novios y me muero de ganas por volver. Un día cuando estaba organizando el viaje, iba en el autobús mirando un mapa y el señor de al lado me recomendó ir a comer a Pied de cochon, no fuimos ni a ese ni ningún restaurante, no teníamos un duro y nuestra comida durante todo el viaje por Paris y el Loira fua a base de picnic, ummm qué rico ese paté, ese queso, ese pan francés y ese vinito. A la pregunta que qué prefiero, te diría que me veo incapaz de elegir aunque reconozco que no he probado los macarons. Con lo del bucle no te puedo ayudar, yo creo que son etapas pero que a veces se hacen demasiado largas, asi que mucho ánimo que todo se pasa. Besos.

    ResponderEliminar
  8. Jajajajaaaaaaaaaaaaajaaaaaaaaaa
    Eres genial .
    Yo estoy en ese momento TODO EL RATO de mi vida y leer post de blogs que me gustan es un lujo para mi .
    Hoy me lo he dado .
    Macarons
    Así de fina soy .

    ResponderEliminar
  9. Y a París siempre voy con mi hija .
    Es un viaje de chicas total .
    Ella se para en Chanel mientras yo miro los áticos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay tía que bueno... "ella se para en Chanel mientras yo miro los áticos"
      ainsss... sigo, que soy muu cotilla y me leo todo.

      Eliminar
  10. París?? París, ocupa mi corazón completamente!! he ido dos veces y no me canso, es que vuelve loca. Por cierto tía ¿has ido en tren y solo cinco horas y media? para la próxima me lo pienso, poque soy anti-aviones, que lujo!! Estuviste muy correcta guapa, yo a esa la hubiera mandado "a la merde", je, je,

    ResponderEliminar
  11. Jaja! La anécdota de la vuelta fue por si el viaje a Parí s no fuera bastante memorable? En fin, malas bestias hay en Francia, Suiza y todas partes, chica (también me incluyo yo misma como tal, hoy mismo sin ir mas lejos. afortunadamente no tenía a nadie delante que me mirara fijamente :-) ). Lo que tu te has encontrado en ese bendito tren es una amargada de primera. Me alegro que los pasarias bien. Si, echo de menos París y me quedo, sin duda, con los crêpes de nutella. Los macarons Laduree tienen muy buen marketing pero son dulces de caérseme los dientes, aahhh!
    Preciosas fotos.

    ResponderEliminar
  12. Ohhhh cuánto me gustaría darme una escapada *_* Aunque me temo que hoy por hoy caería en peligro de no querer volver UxD Fuera de España, únicamente he visitado Japón así que la zona Europea cero patatero x.x Y me encantaría ver París, Roma, Holanda,.. En fin, algún dia será :)

    La verdad es qeu me quedo con todo lo que comentas (y mira que soy más glotoncilla de comida que de postres, pero no significa que no me gusten tampoco T3T''') xD

    Vaya batalla épica con la señora xD Los pocos modales abundan >_< Yo el otro día tuve que hacer un trayecto no muy largo en autobús y casi me vuelvo loca con el ruido ambiente, el aire viciado y la marcha del bus, que habiendo caravana era primera-segunda todo el rato x_x Yo creo que libro batallas contra 'bestias' a diario (ya que las gane o no es otra cosa, muchas veces no se cómo conluye o si queda en tablas X,x).

    PD. Si descubre lo del bucle me avisas @.@!!!

    Besitos :) <3333

    ResponderEliminar
  13. Puffff... Jesús querida, que viaje... tartaleta de fresa, por favor. París... siempre nos quedará París. Me gustaría tener un pisito en el centro y bajar a comprar pan y... París siempre ha sido el número 1, hasta que apareció en mi vida Londres y... gana París porq los ingleses son todavía más gilipollas que los franceses y ya es dificil... y ya no sé que más habías preguntado... me he dispersado hija con tanto comentario. En ave??? que guay¡¡¡ lo de volar cada vez es más coñazo.

    ResponderEliminar
  14. Crêpes de Nutella.
    Paris,toujours.
    Por suerte hace tiempo que no he tenido que librar ninguna batalla a la bestia.O no lo recuerdo.Buena señal.
    De ese bucle temporal no tienes que salir.Estás experimentando.
    Tengo que decirte que el post ha sido de lo más interesante y lo he leído sin pestañear,es más,sin apenas rspirar.Parecía que estaba allí.En París.Y con la bestia.
    Besos,Ingrid!!

    ResponderEliminar
  15. Ingrid, deberías dedicarte a escribir libros que se te da muy bien. Alucino lo bien que escribes y lo divertida y expresiva que eres.

    Muchos besos,

    Dolo

    ResponderEliminar
  16. La madre de Dios!! vaya infierno de viaje tuviste hija mía... que asco me da esta gente que no saben ir por el mundo, sólo saben molestar a los demás, yo no hubiera sido tan fina, la hubiera mandado a la mierda directamente, a la primera de cambio, te lo aseguro.

    Por lo demás, veo que todo genial y yo feliz de verte de vuelta corazón.

    La verdad, no tengo mucho interés en visitar Francia, nol o he hecho nunca y no me llama demasiado la atención...

    Besitos.

    ResponderEliminar
  17. Ya lo mío es aburrido, pero es que ya no se cómo decirte cuánto me divierto leyéndote!!! Me cambias hasta el humor, lo tuyo es un talento (no se si innato o trabajado con el correr de los años!) pero un tremendo talento al fin! Jamás fui a París y me dejaste con ganas de los paseos, las comidas y hasta del tren, con bestia y todo!

    Y lo del bucle y la desorganización? La que encuentre la puerta de salida que chifle, así salimos unas cuantas!!!

    Besos Ingrid y gracias por la risa como siempre!!! ♥

    ResponderEliminar
  18. jajajaja com enyorava les teves històries :)))
    Paris!! Un viatge pendent que com que ho tenim aprop mai ens decidim visitar-ho i jo em moro de ganes!
    Crec que ara ja espararem a que en Jan sigui més gran i aprofitar per anar a Disneyland :)

    Bss!

    ResponderEliminar
  19. jajajaja com enyorava les teves històries!
    Paris un viatge pendent que com que ho tenim aprop mai ens decidim a visitar! Ara ja ho deixarem per quan en Jan sigui més gran i aprofitarem per anar a Disneyland ;))))
    A veure si ara que he començat la feina puc aprofitar les estones lliures per tornar al món blogger :)

    Bss!
    Mer

    ResponderEliminar
  20. Me alegra volver a tenerte porr aqui, ya echaba de menos tus maravillosos post, nunca he estado en Paris, otra de mis asignaturas pendientes ..... pero me ha encantad oque nos lo contaras.Un beso.ANA

    ResponderEliminar
  21. Deseando estoy de conocer la ciudad de las luces, aunque sea en un viaje rápido como el que nos cuentas.
    Pero yo también estoy en ese bucle falta de tiempo, falta de permitirme un caprichito en esta situación de bucle económico general, falta de hueco para un nuevo frente aunque sea glamouroso y motivador como es organizar un viaje a Paris.
    De momento disfrutando de tu relato, incluidas las bestias que no sólo existen en los trenes sino en tantos de los lugares por los que transitamos desde que salimos de casa hasta que volvemos.
    Besotes

    ResponderEliminar
  22. I love Paris!
    Want to go so bad.
    www.rsrue.blogspot.com

    ResponderEliminar
  23. Qué recuerdos!!!! Uno de mis viajes favoritos fue a París! unos días maravillosos y en buena compañía, repetiría ya mismo! ahh me quedo con las tartaletas de fresa
    Un saludo

    Amina

    ResponderEliminar
  24. Ay Ingrid, pero qué envidia!!!!! Qué ganas de ir a París... Gracias por compartirlo aquí, me encantaron las fotos!

    Espero todo bien contigo, ya te extrañamos!

    Besos!

    ResponderEliminar
  25. Buenas tardes Ingrid! Es domingo 14 de julio... Echobde menos tus comentariosy nuevos postven tu fantastico blog!! Donde andas metida? Besotes desde Tenerife!

    ResponderEliminar
  26. Me ha encantado tu aprovechado y" dulce! viaje a Paris,ciudad maravillosa donde las haya. Ojalá que tu ausencia por "este tu blog", sea por cosas y situaciones que te hagan muy feliz.´

    Esa misma felicidad que hago extensiva para tu verano. Y ya sabes... vuelve a casa aunque sea por Navidad.
    Beso

    ResponderEliminar
  27. ¡Jajaja! Definitivamente me quedo con tu pequeña gran victoria ;). ¡Genial el post! ¡Un besazo!

    ResponderEliminar
  28. Olá Ingrid, como vai você?

    Eu ainda não conheço Paris, mas quem sabe um dia...

    Adorei seu relato sobre :)

    ResponderEliminar

Y tú, ¿cómo lo ves ;)?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...